Los alcaldes y gobernadores son precandidatos, no mandatarios locales

Caricatura tomada de: https://saltimbanquiclicclic.blogspot.com.co/2016/02/es-una-pandemia-la-corrupcion-en-espana.html

El problema mayor con los alcaldes y gobernadores por elección popular, es que su interés no está puesto en el cargo que consiguen, sino en ser presidentes de la república. Casi todos fantasean con eso y son apoyados en sus aspiraciones por pequeñas cortes de politólogos, jefes de protocolo y clientelas de contratistas, que les hace madrugar todos los días con la convicción de que están predestinados para la presidencia. Y como tienen, en el caso de las grandes ciudades, un presupuesto suculento, lo dedican en buena parte a la propaganda política disimulada por supuestas obras de progreso y otra parte a mantener esos ejércitos de contratistas, que devuelven como contribución a las campañas, una partecita de lo que les toca...

 

Uno de los casos más notables de los últimos años, fue el del exalcalde Gaviria con los parques del Río. Miren: El río Medellín sigue siendo una cloaca. En el proyecto nada hay que contribuya a su mejoramiento. Pero engatusan a la gente con el cuento superecológico de que es por el bien de la naturaleza. El tipo dejó encartada a la ciudad con el segundo contrato, firmado poco antes de entregar el puesto. Y se perdió. 
Le recomendaron algo así como: "Vea, hombre, Váyase lejos, quédese callado. Las críticas le van a llover es e su sucesor... Y dentro de unos tres años, cuando la gente haya encajado el golpe y la obra no tenga reversa porque estará terminada, vuelve y suelte el cuento de lo moderna que dejó la ciudad gracias a su visión espectacular. Eso le servirá de palanca para lanzarse a la presidencia..." Y el hombre, según parece, ha hecho caso.


Mientras tanto, el "vos Federico", está dedicado al mismo juego. Pero no siempre tienen suerte. Muy de vez en cuando le sale una pata al gato como en el caso de su jefe de seguridad y se le enreda la vida. Pero tienen su canal de televisión de todos modos, y ahí se van haciendo propaganda. Aunque Fajardo me cae bien, también jugo ese juego. Pero tal vez le fue mejor porque es más calculador, menos apoyado por los politólogos y expertos en marketing electoral...


Luis Pérez está dedicado a los megaproyectos, como llaman ahora a las megaembarradas. Creo que todavía no ha tenido tiempo de empezar alguno. Vamos a ver en qué para el traslado de la planta de licores... Pero está jugando a ser un gran estadista. Luis Pérez gran estadista!!! En estos días lo he estado viendo en televisión y no sé si los años le cayeron todos juntos o está en un proceso de reconstrucción plástica del rostro. Presumo que es lo segundo, porque aspirará a adquirir los rasgos de Julio César o Napoleón. Ya no usa los bocadillos que se ponía hace unos años y, al paso que va, terminará saliendo con la túnica blanca de un senador romano. La causa imperial de Belén de Bajirá, que tan emocionados tiene a algunos de mis conciudadanos, le permitirá formar una enorme ejército en la Alpujarra. Y saldrán comandados por el nuevo Legionario, a recuperar las tierras arrebatadas y el honor de la patria chica.


Eso es una pendejada, pero quedará escrita con letras doradas en los anales de la academia antioqueña de historia. Es más, no faltará el académico que haya propuesto declarar la sala de sesiones de la academia, ahí junto al guanábano, como salón máximo señor doctor don ingeniero y gobernador de la provincia, LUis Pérez. 
(Continuará...)